Saltar al contenido

Jeet Kune Do

El Jeet Kune Do, Jeet Kun Do o abreviado como JKD, que significa camino del puño interceptor, es un sistema de artes marciales desarrollado por Bruce Lee a partir de sus experiencias con diferentes disciplinas, además de conceptos y su propia filosofía de vida.

El inicio de este sistema se ubica en el año 1960, y aunque Lee fallece en 1973, su desarrollo continúa, liderado de la mano de la familia Kimura, pues el Jeet Kune Do se caracteriza por estar siempre en evolución.

jeet kune do
Taky Kimura: amigo de Bruce Lee y primer instructor del JKD

Inicios del Jeet Kune Do

El aprendizaje en las artes marciales de Bruce Lee empieza a sus 13 años de edad, cuando su padre le enseña las bases del Taichi, un estilo que no le gustó por ser lento y complicado según él.

Por recomendaciones de un amigo, tiempo después se inicia en el estilo Wing Chun con el maestro Ip Man, el cual seguiría practicando hasta su edad adulta.

jeet kune do
Ip Man: maestro de Wing Chun de Bruce Lee

Del mismo modo, aprendió del Boxeo occidental, el Karate coreano, el Judo japonés, incluso la Esgrima occidental y otras artes como el Kali filipino.

Lee analizó cada uno de estos estilos tanto en la teoría como en la práctica, de hecho, en sus libros de artes marciales habían muchas anotaciones de lo que servía y lo que no, tomando aquello que fuese más útil teniendo en cuenta la fisiología del cuerpo humano, para adaptarlo al JKD, un sistema que sabía siempre estaría evolucionando al seguir agregando más aspectos convenientes.

Críticas al Jeet Kune Do

curiosidades de bruce lee

El Jeet Kune Do de Bruce Lee fue criticado desde el principio por ser considerado como un arte marcial híbrido sin ningún tipo de tradición ni linaje como base.  

Wong Jack Man, un artista marcial del Taichi y Xing Yi Quan, fue uno de los primeros en rechazar las enseñanzas de estas prácticas por parte de Lee a los americanos.  

En un intento por cerrar la Jun Fan Gung Fu, los tradicionalistas de la comunidad china de Oakland, en donde se encontraba su primera escuela, le desafiaron para intentar demostrar que Lee era un fraude.

Si Lee perdía, no solamente debía cerrar su escuela, sino que tendría que dejar de enseñar a los no chinos. Sin embargo, Linda Lee, quien estuvo presente en el combate, dijo que al artista marcial le tomó 3 minutos derrotar a su rival.

Lo irónico es que este combate haría que Lee reflexionara al no haber derrotado a Wong Jack Man tan rápido como fuese querido, dándose cuenta que lo tradicional no servía para una pelea real que no tiene restricciones, sino que es más libre.

Filosofía del Jeet Kune Do

Luego de haberle puesto el nombre de Jeet Kune Do a su sistema, Bruce se arrepintió, pues pensaba que se convertiría en un arte marcial más, por ello destacó que el JKD se caracterizaba por el no estilo.

A Lee no le parecía la forma tradicional, porque creía que se combatía para las normas, los jueces y el público, más no para sí mismos.

Consideraba a los estilos definidos como limitantes para los combates reales, mientras que con el no estilo se lograba la trascendencia.

Gracias a este sistema, es posible que el estudiante con todas las libertades que tiene, siendo guiado al mismo tiempo, pueda construir un estilo propio que le funcione, de un sistema que no tiene estilo.

Un maestro nunca da la verdad. Es una guía, es quien señala la verdad que cada estudiante debe encontrar por sí mismo. Un buen maestro es simplemente un catalizador.

Fundamentos del Jeet Kune Do

jeet kune do
Los caracteres chinos del símbolo indican: “Teniendo el no camino como camino” (以無法為有法) y “No limitación como limitación” (以無限為有限)
  • Ser como el agua. Ser como el agua significa en otras palabras ser lo más flexible como se pueda, adaptándose a las circunstancias que se presenten. La analogía del agua es bastante popular entre las frases de Bruce Lee, explicando que el agua tiene la capacidad de partir, dividir, mover, chocar, fluir y más.
  • Economía del movimiento. Es esencial que la combinación de movimientos en un combate sean los más efectivos, ahorrando la energía de movimientos que sean innecesarios para mantener una actividad física intensa.
  • Alternativas de combates. El sistema marcial tradicional suele especializarse para algunos combates, pero Lee creía que los practicantes debían entrenarse para aprender alternativas de combate que permitieran defenderse y atacar de manera óptima golpeando con los pies, con las manos, interceptando y apresando.
  • Diferentes maneras de ataque. Los ataques no tienen que limitarse a unos pocos, más bien desarrollar ataques angulares e inversos, ataques de inmovilización, ataques indirectos progresivos, ataques de combinaciones y ataques de dibujo idealmente.
  • Características de las técnicas. Las características de cualquier técnica que se practique dentro del JKD, deben hacerse pensando en la eficacia, para alcanzar la meta, por lo que las ideas deben aparecer espontáneamente con simplicidad, para pensar de forma sencilla.
  • Dominar la línea central.  La línea central es un concepto de origen oriental que pretende dominar la línea central del oponente, al mismo tiempo que se mantiene la propia, puesto que, quien controla este concepto, controla como consecuencia el combate.