Bruce Lee en Once Upon a Time in Hollywood

Once Upon a Time in Hollywood fue una de las películas más esperadas del año 2019, no solo por la presencia de actores como Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, sino igualmente por ser Quentin Tarantino su director y guionista.

Las críticas en general fueron positivas, aunque existieron algunas polémicas en torno a esta producción, entre ellas, una relacionada con Bruce Lee.

Escena polémica de Bruce Lee

La escena polémica empieza con un diálogo de Bruce Lee (interpretado por Mike Moh), del cual Cliff Booth (personaje de Brad Pitt) se ríe, o más bien se burla.

A raíz de esto, Bruce propone un combate amistoso, ganando aquel que logre derribar dos de tres veces a su contrincante.

En la primera ronda Lee derriba a Cliff fácilmente, pero en la segunda ronda Cliff no solo derriba a Lee, sino que lo estrella contra la puerta de un carro.

La tercera ronda inicia, pero no finaliza al ser interrumpida, por lo que al final no hay un ganador del combate.

Insulto para la familia Lee

Bruce Lee en Once Upon a Time in Hollywood

En la escena, vemos una interpretación de Bruce Lee llena de arrogancia, siendo humillado al mismo tiempo por Cliff Booth.

Por un lado, los más grandes fanáticos de Bruce Lee y admiradores de su importante legado, se sintieron ofendidos.

Por el otro lado, la familia Lee se sintió insultada, siendo Shannon Lee quien manifestaría su evidente molestia:

«Lo hace ver como un imbécil arrogante que estaba lleno de aire caliente.»

«No tenían por qué tratarle de la misma manera que Hollywood lo trató cuando estaba vivo […] Solo quiero que la gente sepa quién fue en verdad Bruce Lee, como persona.»

Postura de Tarantino

Bruce Lee en Once Upon a Time in Hollywood

Tarantino respondió ante las declaraciones de Shannon Lee y la mala crítica de los fanáticos del actor diciendo simplemente que, «Lee era un tipo arrogante».

Al mismo tiempo indicó que para escribir la escena antes había leído la biografía de Bruce escrita por Linda Lee. También defendió a su personaje Cliff:

«Si digo que Cliff puede vencer a Bruce Lee, es un personaje ficticio para poder vencer a Bruce Lee. La realidad de la situación es esta: Cliff es una boina verde. Ha matado a muchos hombres en la Segunda Guerra Mundial en combate cuerpo a cuerpo. De lo que Bruce Lee está hablando en todo el asunto es que admira a los guerreros, admira el combate, y el boxeo es una aproximación más cercana al combate como deporte. Cliff no es parte del deporte que es como el combate, es un guerrero. Es una persona de combate.»

Shannon volvió a responder ante lo dicho por Tarantino, pidiendo incluso que cerrara la boca:   

«Una de las cosas que más me molesta de su respuesta es que quiere seguir adelante con esto como un hecho al mismo tiempo que quiere justificar que es un personaje ficticio.»

«También podría disculparse, o decir: en realidad no sé cómo era Bruce Lee, lo escribí así para mi película, pero esta versión no tiene por qué corresponderse con la realidad.»

Opinión de Mike Moh

Bruce Lee en Once Upon a Time in Hollywood

El actor que se encargó de hacer el personaje de Bruce Lee en la película, fue Mike Moh, quien de alguna manera se vio entre la espada y la pared:

«No les voy a contar lo que el guion original tenía exactamente, pero cuando lo leí, tenía mucho conflicto porque él es mi héroe.»

«Bruce en mi mente es literalmente un Dios. Él no era una persona para mi.»

Novelización de OUATIH

En el año 2021, Tarantino publicó la novelización de su película conocida en español como Erase una vez en Hollywood, pues la hizo una novela literaria.

Como parte de la promoción de su libro en la gira de medios, Tarantino fue al podcast de Joe Rogan, y durante la entrevista, surgió el tema sobre la polémica de Bruce Lee. Al respecto dijo:

Puedo entender que su hija tenga un problema con eso. Es su puto padre. Todos los demás: vayan a chupar un p*ne.

Al igual que en 2019, Shannon Lee no tardó en pronunciarse, solo que esta vez lo hizo con una carta abierta para el The Hollywood Reporter:

¿Por qué Quentin Tarantino habla como si conociera a Bruce Lee y lo odiara? Parece extraño dado que nunca conoció a Bruce Lee, ¿verdad? Sin mencionar que el Sr. Tarantino vistió felizmente a la novia con una imitación del mono amarillo de mi padre y los Crazy 88 con máscaras y atuendos estilo Kato para Kill Bill, que muchos vieron como una carta de amor a Bruce Lee. Pero las cartas de amor generalmente se dirigen al destinatario por su nombre, y por lo que pude observar en ese momento, el Sr. Tarantino intentó, curiosamente, evitar decir el nombre de Bruce Lee tanto como fuera posible en ese entonces.

Si tan solo se quitara el nombre de Bruce Lee de los labios ahora.

Puede imaginarse a estas alturas que estoy acostumbrada a que la gente solo vea una faceta de mi padre y la convierta en una caricatura. Eso ha estado sucediendo desde poco después de su muerte. Pero por lo general, en algún lugar de esa caricatura hay una especie de pepita de amor por el hombre y su trabajo. No es así con el Sr. Tarantino.

Como ya saben, la interpretación de Bruce Lee en Once Upon a Time in Hollywood por el Sr. Tarantino, en mi opinión, fue inexacta e innecesaria por decir lo menos. (Por favor, no culpemos al actor Mike Moh. Hizo lo que pudo con lo que se le dio). Y aunque estoy agradecido de que el Sr. Tarantino haya reconocido tan generosamente a Joe Rogan que puedo tener mis sentimientos sobre su interpretación de mi padre, También estoy agradecida por la oportunidad de expresar esto: estoy jodidamente cansada de que los hombres blancos en Hollywood intenten decirme quién era Bruce Lee.

Estoy cansada de escuchar a los hombres blancos en Hollywood que era arrogante y un idiota cuando no tienen idea y no pueden comprender lo que podría haber sido necesario para conseguir trabajo en el Hollywood de los sesenta y setenta como un hombre chino con (Dios no lo quiera) un acento, o para tratar de expresar una opinión sobre un conjunto como un extranjero percibido y una persona de color. Estoy cansada de que los hombres blancos de Hollywood confundan su confianza, pasión y habilidad con arrogancia y, por lo tanto, consideren necesario marginarlo a él y a sus contribuciones. Estoy cansada de que a los hombres blancos de Hollywood les resulte demasiado difícil creer que Bruce Lee pudo haber sido realmente bueno en lo que hizo y tal vez incluso sabía cómo hacerlo mejor que ellos.

Estoy cansada de escuchar a los hombres blancos en Hollywood que él no era realmente un artista marcial y que solo lo hizo para las películas. Mi padre vivía y respiraba artes marciales. Enseñó artes marciales, escribió sobre artes marciales, creó su propio arte marcial, innovó el entrenamiento de artes marciales y se negó a competir en torneos de artes marciales porque creía que el combate debería ser «real». No tenía paralelo como artista marcial. Y no creo que sea exagerado decir que tampoco tenía paralelo como artista marcial en la película.

Estoy cansada de que los hombres blancos de Hollywood apenas noten el impacto que tuvo en el género de las películas de acción y la coreografía de lucha, o la proliferación y el interés en las artes marciales que provocó a nivel mundial, o la cantidad de personas y comunidades que sigue inspirando y tocando. con sus actuaciones, filosofías, enseñanzas y prácticas, mientras que casualmente minimiza cómo sus logros han levantado el ánimo y se han convertido en una fuente de orgullo para los estadounidenses de origen asiático, las comunidades de color y las personas de todo el mundo, y cómo logró todo esto a la edad de 32 años.

Y ya que estamos en eso, estoy cansada de que me digan que no era estadounidense (nació en San Francisco), que no era realmente amigo de James Coburn, que no era bueno para los dobles, que andaba desafiando a la gente a peleas en los sets de filmación, que mi madre decía en su libro que mi padre creía que podía golpear a Muhammad Ali (no es cierto), que todo lo que quería era ser famoso y mucho más.

Y, por supuesto, esto no se aplica a todos los hombres blancos de Hollywood; he trabajado con algunos colaboradores y socios realmente maravillosos. Pero me he encontrado con muchos de ellos a lo largo de los años (y no solo en Hollywood) que quieren explicarme Bruce Lee y usar a Bruce Lee cuando y cómo les conviene sin reconocer su humanidad, su legado o su familia en el mundo. Proceso en el que ha surgido un patrón. Tampoco estoy diciendo que nadie pueda tener una opinión negativa de Bruce Lee. Estoy diciendo que tu opinión puede estar influida por prejuicios personales o culturales, y que hay un patrón. Solo observe el patrón en todas las personas que cita el Sr. Tarantino en el caso que construye contra mi padre. Solo digo…

Y entiendo que murió cuando yo tenía 4 años, pero sigo siendo una de las pocas personas en este planeta, además de mi madre, que se ha reunido y hablado con la mayoría de los que lo conocieron (los promotores y detractores por igual), que han leído sus extensos escritos sobre todo tipo de temas, revisados ​​por sus cronómetros personales y biblioteca, quién se ha entrenado en Jeet Kune Do, quién tiene recuerdos de su infancia y quién sabe lo que era ser amado por él. Creo que soy más una autoridad en Bruce Lee en este momento que la mayoría de la gente, sin mencionar que he cuidado su legado durante los últimos 21 años.

Mire, entiendo lo que el Sr. Tarantino estaba tratando de hacer. Realmente lo hago. Cliff Booth es tan rudo y asesino que puede vencer a Bruce Lee. Desarrollo de personaje. Lo entiendo. Creo que podría haberlo hecho mucho mejor. Pero en cambio, la escena que creó fue solo un desmontaje poco interesante de Bruce Lee cuando no era necesario. Fue el Hollywood blanco tratando a Bruce Lee como, bueno, el Hollywood blanco lo trató a él, como un estereotipo prescindible. Pero ese fue el dispositivo creativo del Sr. Tarantino que eligió, por lo que inicialmente afirmó, aunque ahora parece estar argumentando que esta es en realidad una representación precisa de Bruce Lee y es lo que hubiera sucedido si de hecho Cliff Booth (una persona ficticia) y el verdadero Bruce Lee (si fuera un artista marcial mediocre y arrogante) se había enfrentado. ¿Qué?

El hecho de que el Sr. Tarantino defienda que mi padre podría haber sido engañado fácilmente por un personaje ficticio y que solo sería una amenaza en un entorno de competencia como el Madison Square Garden dice mucho sobre todo lo que no sabe sobre Bruce Lee y JKD. Pero basta de ojo por ojo.

Para terminar, en un momento en que los estadounidenses de origen asiático están siendo atacados físicamente, se les dice que «se vayan a casa» porque no se los considera estadounidenses y se los demoniza por algo que no tiene nada que ver con ellos, me siento movida a sugerir que el Sr. Tarantino continuó los ataques, caracterizaciones erróneas y tergiversaciones de un miembro pionero e innovador de nuestra comunidad asiático americana, en este momento, no son bienvenidos.

Sr. Tarantino, no tiene por qué agradarle Bruce Lee. Realmente no me importa si te gusta o no. Hiciste tu película y ahora, claramente, estás promocionando un libro. Pero en aras de respetar otras culturas y experiencias que quizás no entiendas, te animo a dejar de comentar más sobre Bruce Lee y reconsiderar el impacto de tus palabras en un mundo que no necesita más conflictos y menos héroes culturales.

Bajo el cielo, bajo el cielo, somos una familia, Sr. Tarantino, y creo que es hora de que los dos sigamos adelante.